logo-Women-final_Negro.png

Un legado de punta del este para una argentina y para el mundo

Actualizado: abr 29


¿Por qué se llama chivito el chivito?

El chivito es uno de los pocos platos cuyo origen se puede atribuir a la gastronomía uruguaya exclusivamente, y este origen quedó registrado en la prensa de la época. El 31 de diciembre de 1944, en plena temporada alta, llega al restaurante puntaesteño El Mejillón (bar citado en el libro “Crónica de Punta del Este” en la sección literatura de nuestro blog), una turista argentina pidiendo carne de chivo. Se refería a cabra o cabrito, una carne común en la Argentina. Ni en ese restaurante ni en todo el Uruguay se servía ese tipo de carne (no es común el consumo de carne de cabra en Uruguay), pero, como no querían perder a la clienta le prepararon improvisadamente una especie de sándwich con pan tostado, mantenca, jamón y un churrasco fino y jugoso en el medio de carne de vaca.

El autor de este sándwich, que a partir de entonces se vendió como “chivito”, fue el propietario del restaurante, Antonio Carbonaro. La idea se transformo en un éxito y se incluyó en el menú. El Mejillón Bar llegó a vender cerca de mil chivitos por día.

Se trató del primer restaurante de Punta del Este en venderlo, del primer chivito y también de la primera “chivitera”. Cuando el chivito se convirtió en furor, Carbonara habló con el herrero de Punta del Este y le pidió que construyera algo para cocinar mucha carne a la vez. De este pedido surgió una plancha forjada en hierro que se colocaba encima de dos cocinas y que podía cocinar varias lonjas de carne.

El chivito, que se transformó con el tiempo en un plato típico de Uruguay, se creó entonces para salir de un apuro, pero ha sido mucho mas que eso en el imaginario colectivo y hoy en día es uno de sus platos rápidos insignias.

Actualmente se preparan en los restaurantes y carritos de las calles uruguayas chivitos con diferentes ingredientes. La preparación más común lleva un churrasquito de lomo cocido a la plancha, jamón, panceta, muzarella, lechuga, tomate, huevo duro, morrón y mayonesa en pan catalán. Generalmente se acompaña con ensalada rusa o papas fritas.

CHIVITO AL PAN Para preparar chivito al pan se debe cocinar un churrasco o bife de lomo bien fino, de no más de medio centímetro de grosor, a la plancha o en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando el churrasco esté a mitad de hacer se agrega una feta de jamón y otra feta de muzarrella arriba para que se derrita.

Luego se cortan algunas rodajas de huevo duro y de tomate y se comienza a armar el sándwich. Se untan las dos mitades del pan catalán con mayonesa, se agrega el tomate, la lechuga, el huevo duro y la carne con el jamón y la muzarrella.

CHIVITO AL PLATO

Para preparar un chivito al plato, vamos a prescindir del pan pero en cambio necesitamos el acompañamiento, que puede ser ensalada rusa (papas, arvejas y zanahoria en cubos con mayonesa) o papas fritas.

Antes de poner el churrasco en la plancha, se debe saltear algunas fetas de panceta y cebolla cortada en rodajas. Cuando la cebolla está un poco caramelizada agregamos la carne y un poco de sal. Luego agregamos la feta de jamón y la muzarella arriba. El sándwich se arma con la panceta, la cebolla, un huevo frito, el churrasco con jamón y muzarella, tomate en rodajas y lechuga.

CHIVITO CANADIENSE

El chivito canadiense es como un chivito al pan pero lleva más ingredientes. Estos ingredientes extras son panceta, cebolla, aceitunas y morrón. Se prepara el churrasco con el jamón y la muzarella en la plancha, igual que para el chivito al plato, pero también se saltea la panceta, la cebolla y el morrón en rodajas. El chivito candiense obtiene su nombre por el agregado de panceta (tocino o bacon en Canadá).