logo_wim_2020_curvas_3.jpg

Estambul

Allí, donde se junta Europa con Oriente se sitúa una de las ciudades más maravillosas y, desde hace un tiempo también, más visitadas del mundo. La ciudad de las mil y una noches, la famosa telenovela que saca su nombre de una de las obras más importantes, influyentes y fascinantes de la literatura universal, la recopilación de cuentos y leyendas de origen hindú, árabe y persa, protagonizada por el rey Schahriar y la joven Scherezade.

Se eligió Estambul para esta moderna novela turca porque es una ciudad que lo tiene todo. Enclave geográfico único, bellezas naturales y creadas por el hombre, milenaria cultura, gastronomía fabulosa.

No es como muchos creen la capital de Turquía, sino su ciudad más populosa con 15 millones de habitantes y la ciudad más poblada de Europa.

En ella, Europa y Asia, separadas por el estrecho del Bósforo, comparten protagonismo. El legado del pasado convive con un moderno futuro en esta legendaria ciudad.

La estratégica ubicación de Estambul hacen que sea un éxito económico, comercial, cultural, turístico, y un lugar que núclea reuniones del mundo entero.

Su clima se caracteriza por largos veranos con temperaturas y humedad muy altas. Los inviernos son fríos, lluviosos y en ocasiones nieva.


HISTORIA

Tiene la increíble cualidad de haber sido la capital de tres grandes imperios: el Romano, el Bizantino y el Otomano.

Fue la famosa Bizancio hasta 330, y Constantinopla hasta 1453, nombre con el que se la llamó generalmente en Occidente hasta 1930. El nombre oficial de Estambul fue impuesto el 28 de marzo de 1930.

Constantinopla se debió al emperador romano Constantino y bajo su mandato fue un centro idolatrado por los cristianos. A su vez, luego de su conquista por los turcos otomanos en 1453, se transformó en el centro más importante del mundo islámico.


HIGHLIGHTS

Aunque la lista de maravillas turcas da para mucho más, de momento son nueve los lugares declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en Turquía. Además del casco histórico de Estambul, nombrado en 1985, otros ocho lugares han ido engrosando desde entonces esta privilegiada lista por sus cualidades histórico-culturales y en un par de ocasiones también por sus grandes atractivos naturales. No obstante, la superpoblación, la contaminación industrial y la urbanización incontrolada están poniendo en peligro estas obras maestras, por lo que innumerables organismos que se encargan del patrimonio conjuntamente con el gobierno turco se han planteado estragegias para evitar un mal que podría ser irremediable.


1) SANTA SOFIA

Santa Sofía es el símbolo de Estambul. Fue construida durante el mandato de Justiniano entre los años 532 y 537 y es una de las obras maestras del arte bizantino.

Entre 1204 y 1261 Santa Sofía fue la iglesia del Papa. En 1453 fue tomada por el Imperio Otomano y convertida en mezquita. Los otomanos dotaron a la iglesia de cuatro minaretes, una escuela teológica y un comedor público.

En 1935, Atatürk transformó el templo en un museo.

Situada en el punto más alto de Estambul, Santa Sofía define la panorámica de la ciudad. Sus cuatro minaretes y su cúpula de más de 30 metros de diámetro son la imagen más característica de la metrópolis turca.

El interior de Santa Sofía es sobrecogedor. Las dimensiones de la sala principal (70 por 74 metros), la iluminación difusa, los enormes medallones decorativos y las columnas monolíticas son soberbios.

En la segunda planta de la basílica se pueden encontrar diversos mosaicos de gran interés histórico. El mosaico más destacado muestra al emperador Constantino y a la emperatriz Zoe adorando a Cristo.

Además de mosaicos, en la segunda planta también se encuentra la tumba de Enrique Dándolo, duque veneciano que murió en Constantinopla en 1205.


Tips

Se debe llegar temprano ya que se forman grandes colas para entrar.

No se debe perder la vista de la Mezquita Azul desde las ventanas de la segunda planta.

Localización

Plaza Sultanahmet.

Horario de visita

Todos los días de 9:00 a 17:00 horas (desde abril hasta octubre hasta las 19:00).

Precio

Entrada: 30 liras. Menores de 12 años entrada gratuita.

Transporte

Tranvía: Sultanahmet, línea T1.

Lugares próximos

Cisterna Basílica (176 m) Museo Arqueológico de Estambul (363 m) Mezquita Azul (443 m) Museo de Arte Turco e Islámico (502 m) Parque Gülhane (569 m)


2) MEZQUITA AZUL

La Mezquita Azul es la mezquita más importante de Estambul. Su nombre en turco es Sultanahmed Camii, Mezquita del Sultán Ahmed, ya que fue construida por el Sultán Ahmed I entre 1609 y 1616. Fue inaugurada en el año 1617 durante el mandato de Mustafá I.


Aunque a simple vista parece tener unas dimensiones similares a Santa Sofía viendo las medidas reales vemos que es aproximadamente la mitad. La cúpula central tiene 23 metros de diámetro y 43 metros de altura.

La Mezquita Azul cuenta con seis minaretes lo que, en el momento de su construcción, provocó mucha polémica, ya que la Meca también tenía seis. Posteriormente y para apaciguar a los fieles, en la Meca se construyó un séptimo minarete para marcar la diferencia.

Al entrar en la Mezquita Azul se entiende el porqué de su nombre: hay más de 20.000 azulejos de color azul que adornan la cúpula y la parte superior de la mezquita. La iluminación de la mezquita proviene de sus más de 200 vidrieras y de las lámparas de araña que cuelgan del techo.


Tips

Para entrar en la Mezquita Azul, al igual que en el resto de las mezquitas de la ciudad, hay que llevar la ropa apropiada y descalzarse antes de entrar. Las mujeres deben llevar los hombros y el pelo tapado. Si no se tiene nada para taparse, en la entrada hay todo lo que se necesita para entrar.

Durante las horas de culto la mezquita está cerrada al turismo.

Localización

Plaza Sultanahmet.

Horario de visita

Todos los días de 9:00 a 19:00 horas.

Precio

Entrada gratuita.

Transporte

Tranvía: Sultanahmet, línea T1.


3) PALACIO TOPKAPI

El Palacio Topkapi es el mejor reflejo de la época imperial en Estambul y simboliza el poder que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano. Desde este lacio los sultanes gobernaron su imperio hasta mediados del siglo XIX.

La construcción del Palacio Topkapi comenzó poco tiempo después de que Mehmed II tomara Constantinopla. El palacio inicial fue inaugurado en 1465. Durante las décadas siguientes el palacio fue ampliado por los diferentes gobernantes.

En sus 700.000 metros cuadrados, el Palacio Topkapi cuenta con cuatro patios y múltiples edificios en su interior: sala de armas, cocina, establos reales, tesoro y muchos más.

En el mismo recinto (en el interior de sus murallas) se encuentra el Museo Arqueológico y otros edificios de interés.

De entre las múltiples partes que tiene el palacio, una de las más importantes es el Tesoro.

El Tesoro cuenta con algunos de los objetos más valiosos del mundo, como el diamante del cucharero (un diamante de 88 quilates que perteneció a Letizia Ramolino, madre de Napoleón) o el puñal topkapi (el arma más cara del mundo, construido en oro con esmeraldas incrustadas).

El Harén

El Harén era el lugar donde residía el Sultán, su familia y un conjunto de entre 500 y 800 mujeres de alto nivel cultural adiestradas en ciertas habilidades. La Reina Madre era la máxima responsable del Harén.

Para acceder al Harén es necesario adquirir una entrada independiente.


Tips

El Palacio Topkapi es una de las visitas obligadas de Estambul. Recomendamos visitar primero el Tesoro y el Harén, ya que son los lugares en los que más gente se agolpa al avanzar la mañana.

Localización

Eminönü, 34122 Cankurtaran. (Subiendo por detrás de Santa Sofía)

Horario de visita

De miércoles a lunes: de 9:00 a 17:00 horas (desde abril hasta octubre hasta las 19:00). Martes: cerrado.

Precio

Palacio: 30 liras. Harén: 15 liras.

Transporte

Tranvía: Sultanahmet (línea T1).

Lugares próximos

Parque Gülhane (259 m) Museo Arqueológico de Estambul (280 m) Santa Sofía (602 m) Cisterna Basílica (737 m) Mezquita Azul (1 km)


3) CISTERNA BASÍLICA

La Cisterna Basílica es una de las múltiples cisternas que hay en Estambul. Las cisternas son depósitos que se construyeron para que la ciudad tuviera reservas de agua en caso de ser atacada. Otro nombre (bastante más atractivo) con el se conoce la cisterna es "Palacio Sumergido".

La Cisterna Basílica fue construida en tiempos de Justiniano I (527-565) para abastecer al Palacio Bizantino. El emplazamiento (al que debe su nombre) fue el subterráneo de una basílica de la que hoy no queda nada.

Para llenar la cisterna se recurría a los acueductos de Valente (aún existente) y de Adriano. Estos acueductos recibían el agua de los Bosques de Belgrado, a unos 20 kilómetros de Constantinopla.

La cisterna de Yerebatan (Yerebatan Sarnıcı, su nombre en turco) tiene unas dimensiones de 140 por 70 metros y se calcula que podía almacenar unos 100.000 m3 de agua.

La Basílica Cisterna tiene 336 columnas de 9 metros de altura. Los estilos de las columnas son muy variados, ya que fueron reutilizadas de antiguas estructuras y monumentos.

El paseo turístico se hace por unas pasarelas que van por encima del agua. Estas pasarelas fueron colocadas a finales del siglo XX, ya que anteriormente el paseo se hacía en barca.

Entre las 336 columnas de la basílica hay dos que tienen como base una cabeza de Medusa, el ser mitológico que convertía en piedra a quien mirara.

Hay diversas teorías sobre que significan esas grandes cabezas en el interior de la cisterna, aunque la teoría más aceptada es que se pusieron ahí por fines prácticos, para ser usadas como base de las columnas.


Tips

La Basílica Cisterna es un remanso de tranquilidad en medio de la bulliciosa Estambul: su luz tenue, la música de fondo y el frescor que emana del agua la hacen una visita imprescindible.

Localización

Yerebatan cd, 2. (Al oeste de Santa Sofía)

Horario de visita

De miércoles a lunes: de 9:00 a 18:30 horas. Martes cerrado.

Precio

Adultos: 20 liras.

Transporte

Tranvía: Sultanahmet, línea T1.

Lugares próximos

Santa Sofía (176 m) Mezquita Azul (352 m) Museo de Arte Turco e Islámico (352 m) Museo Arqueológico de Estambul (470 m) Hamam de Cemberlitas (530 m)


4) TORRE GALATA

Torre Gálata (Galata Kulesi) es una de las torres más antiguas del mundo. Desde su parte más alta se obtiene una de las mejores vistas de Estambul.

La primera Torre Gálata fue construida en madera en el año 528 para servir como faro. En 1348 fue reconstruida por los genoveses con el nombre de Torre de Cristo.

Durante la conquista de Constantinopla en 1453, la torre fue ocupada por el Sultán Mehmet II.

Dimensiones

Su altura, de tan sólo 61 metros, no es lo que más llama la atención de sus medidas. Lo que resulta sorprendente es el diámetro y la anchura de las paredes.

El diámetro de la torre en la base es de 16,5 metros en el exterior y de 8,9 metros en el interior. Esta diferencia indica que los muros tienen una anchura de 3,7 metros en la base.

La anchura de los muros va disminuyendo según se va ascendiendo a la cima, llegando hasta los escasos 20 centímetros en la parte superior.


Tips

Subiendo a la Torre Gálata se tienen las mejores vistas de Estambul. Si se quiere llegar hasta ella haciendo un viaje histórico, se puede subir hasta sus cercanías tomando el funicular de Tunel desde el Puente de Gálata.

Si se quiere disfrutar de una noche especial, en la Torre Gálata se celebran cenas con espectáculo, barra libre y baile. El precio es de unos 65 euros.

Localización

Büyük Hendek Cd, Bereketzade.

Horario de visita

Todos los días de 9:00 a 20:00 horas.

Precio

Adultos: 25 liras.

Transporte

En tranvía hasta Karaköy, línea T1. En ese punto, tomar el funicular de Tünel.

Lugares próximos

Puente Gálata (643 m) Crucero por el Bósforo (846 m) Bazar de las Especias (991 m) Hamam de Suleymaniye (1.3 km) Parque Gülhane (1.5 km)


5) IGLESIA SAN SALVADOR EN CHORA

La Iglesia de San Salvador en Chora (Kariye Müzesi) es uno de los mejores exponentes del arte bizantino que pueden encontrarse en el mundo. Fue construida entre 1316 y 1321 según los planos de Teodoro Metoquines.

Lo más espectacular de la iglesia son sus frescos y mosaicos bizantinos, ya que están considerados como los mejor conservados del mundo.

Como curiosidad, Chora significa "fuera de la ciudad", y es que la iglesia se construyó en la parte exterior de las murallas de la antigua Bizancio.

Al igual que Santa Sofía, tras la conquista de Constantinopla por el Imperio Otomano, San Salvador de Chora fue convertida en mezquita. En 1948 comenzó su restauración y diez años más tarde fue abierta al público como museo.

Durante la época que sirvió como mezquita los frescos fueron tapados con yeso, un detalle que pudo ayudar en la conservación de éstos.


Tips

Si bien sus mosaicos y frescos son impresionantes, su relativa lejanía (no llega el tranvía ni el metro) y el alto precio de la visita hacen que, aunque mucha gente la catalogue de imprescindible, nosotros tengamos dudas a la hora de recomendarla al público general. Si les gusta el arte bizantino, San Salvador en Chora les encantará.

Localización

Kariye Camii Sok.

Horario de visita

De jueves a martes: de 9:30 a 17:00 horas (desde abril hasta octubre hasta las 19:00). Miércoles: cerrado.

Precio

Adulto: 15 liras.

Transporte

En autobús o en taxi.

Lugares próximos

Hamam de Suleymaniye (2.8 km) Torre Gálata (3 km) Crucero por el Bósforo (3 km) Puente Gálata (3.1 km) Bazar de las Especias (3.1 km)porte



6) PALACIO DOLMABAHÇE

El Palacio Dolmabahçe sustituyó al Palacio Topkapi como residencia de los sultanes desde 1856 hasta 1924, año en que se abolió el califato. El estilo del palacio es una combinación de los estilos occidentales barroco, rococó y neoclásico mezclados con el estilo tradicional otomano.

El Palacio Dolmabahçe fue construido entre los años 1843 y 1856 por orden del Sultán Abdülmecid. En su construcción intervinieron cuatro arquitectos del Departamento Real de Arquitectura del Imperio Otomano.

Con una fachada de más de 600 metros y una superficie de 15.000 metros cuadrados, el Palacio Dolmabahçe es el edificio más grande del país. Tiene 285 habitaciones, 43 salas, 68 lavabos y 6 baños turcos.

En 1984 el palacio fue convertido en museo.


Tips

Recomendamos visitarlo tan sólo si se dispone de tiempo de sobra debido a su relativa lejanía. En una estancia de dos o tres días hay mejores cosas que ver.

Aún así,si se decide visitarlo, hay que hacerlo temprano porque según avanza la mañana y llega más gente, los grupos pueden ser extremadamente grandes y la visita se hace pesada.

Localización

Dolmabahçe Caddesi.

Horario de visita

De martes a domingo: de 8:30 a 16:00 horas (invierno hasta las 15:00). Lunes: cerrado.

Precio

Adultos: 40 liras. Estudiantes: 5 lira.

Transporte

Tranvía: Kabataş, línea T1.



OTROS LUGARES

Entre otras bellezas de Estambul se destaca el Cuerno de Oro, un puerto natural que ha tenido gran relevancia en el desarrollo de la ciudad. Sus ocho kilómetros de extensión, desde el Bósforo hasta la entrada del valle, dividen el lado europeo en dos partes: la ciudad vieja y la parte de Galata. Sus costas están repletas de parques y paseos turísticos. El estuario es atravesado por el puente Gálata (1992), un puente basculante de 490 metros de longitud que une el viejo Estambul con la zona más moderna.

El Puente Gálata no sólo une diferentes zonas de la ciudad, sino que también constituye un puente simbólico capaz de unir diferentes culturas.

En la actualidad en el nivel inferior del Puente Gálata existen varios restaurantes y cafeterías en los que además de degustar los pescados más frescos y otros platos típicos turcos, resulta agradable contemplar el ir y venir de los transbordadores mientras los pacientes pescadores venden su captura a los restaurantes.

Además de constituir una parte importante del paisaje urbano de Estambul, el Puente Gálata ocupa un gran espacio en los mitos y leyendas y también en el corazón de los ciudadanos turcos.

De Europa a Asia (y viceversa). Actualmente existen dos puentes sobre el estrecho que nos permiten viajar de un lugar a otro: el Bósforo o de Bogazici, de 1.074 metros, uno de los puentes colgantes más grandes del mundo, y el de Fatih Sultan Mehmet, de 1.014 metros de longitud y situado casi a cinco kilómetros al norte del primero. El paisaje que se divisa desde ellos es impresionante, desde la entrada del Bósforo hasta perderse en dirección al Mar Negro.


BAÑOS TURCOS EN ESTAMBUL

Los baños turcos son la versión otomana de las termas romanas. Son un lugar creado para combinar la limpieza del cuerpo y la relajación, aunque también cumplen una función social y cultural.

Etimológicamente, la palabra Hammam (el nombre en árabe) significa "que expulsa calor". Actualmente y dependiendo del dialecto, Hammam equivale a decir baño.

Durante el siglo XVIII Estambul llegó a tener más de 150 baños, muchos de ellos construidos por el arquitecto Sinan.


¿En qué consiste un baño turco?

Un baño turco tradicional es una variante más húmeda de la sauna y se divide en varias partes: Atrio, Frío, Templada y Caldarium. El interior de los baños está decorado con mármol por ser un material que conserva muy bien el calor.

En la mayor parte de los baños de Estambul, la entrada incluye lavado exfoliante y distintos masajes. Hay que decir que los masajes turcos son bastante fuertes y pueden recordar al masaje tailandés.


Baños turcos más conocidos

De entre las decenas de baños turcos que hay en Estambul, se destacan dos lo suficientemente distintos para satisfacer a cualquier viajero:


Hamam de Çemberlitaş

El Hamam de Çemberlitaş es el más famoso de Estambul y tiene una situación privilegiada en el centro histórico de la ciudad.


Hamam de Suleymaniye

Este Hamam destaca por ser el único baño turco tradicional que da servicio mixto, con lo que es el preferido por muchas parejas y familias.


GASTRONOMÍA

Disfrutar de la gastronomía del país, caracterizada por la mezcla de culturas que conviven en esta metrópoli. Comer comida turca es saborear el resultado de laboriosas recetas del pasado, como los “mezes” o entremeses, sopas, “kebab” (platos de carne) o el “bulgur” (trigo molido para acompañar los platos). Para beber el té “cay” durante el día (se sirve en vasos de cristal en forma de tulipán), el “sahlep”, una bebida hecha de polvos de orquídea y leche (se sirve caliente, como el “cay” en invierno), “boza”, una bebida fermentada de cebada que se toma fría, y, para los más valientes, el raki, la bebida nacional que consiste en aguardiente de grado de alcohol muy alto, hecho de uvas y anís. Otras bebidas típicas son también el zumo agrio de guinda, zumo de nabo y té de manzana.

Los clásicos restaurantes es la opción más cara, la mayoría ubicados en la cercanía de Santa Sofía y en la zona del Puente Galata.

En la Plaza Tazkim, bajando por la calle Istiklal Caddesi, también se encuentran numerosos restaurantes. En esta zona los precios son mas económicos y aunque predominan los autoservices y los puestos de comida rápida, se pueden hallar restaurantes de excelente calidad.

CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio