logo-Women-final_Negro.png

PIEL DE BEBÉ


Nada más maravilloso que el nacimiento de un bebé. El representa no solo la perpetuación de la especie humana, a nivel sociológico, sino también una nueva vida y con ello la esperanza individual de una familia.

Examinemos algunas características morfológicas que trae este bebé consigo. La mayor cantidad de información posible nos ayudará a conocer cada etapa del desarrollo de nuestro bebé y también a identificar algunas anormalidades que en su mayoría no revisten mayor gravedad pero que requieren tratamientos específicos que es bueno conocer.

La piel del bebé es blanda y suave y está cubierta por una sustancia blanco grisácea que en términos técnicos se denomina vérnix caseoso y que es resbaladiza porque su composición es similar a la del sebo pero con mayor cantidad de ácidos grasos. Es una cubierta fisiológica, de protección que procede de la secreción de las glándulas sebáceas y de los productos de descomposición de la epidermis y que contiene agua y líquido amniótico.

Ocupa toda a superficie cutánea especialmente espalda, nuca y zona genital. Se elimina con el primer lavado del bebé.

Luego la piel adquiere un intenso color rojo que puede durar varias horas.

A las 24 o 36 horas después del parto, puede producirse una descamación de la piel neonatal.

Muchos recién nacidos tienen las extremidades color azul durante las primeras 12 o 24 horas después del parto. Hay que evitar los ambientes fríos para que esta manifestación no se agudice.

La flora cutánea comienza a aparecer poco después del nacimiento y en pocas semanas se forma la mayor parte de la flora cutánea normal del adulto.

La piel del recién nacido es lógicamente más delgada que la del adulto y su dermis tiende a estabilizarse paulatinamente.

PELO

Los pelos se encuentran en fase telógena en el recién nacido. Su número va aumentando progresivamente. Gradualmente, se nota una alopecia difusa transitoria especialmente en la región occipital.

UÑAS

Poseen consistencia córnea siendo delgadas y cóncavas.

GLÁNDULAS SEBÁCEAS

Se encuentran bien desarrolladas.

GLÁNDULAS SUDORÍPARAS

Función sudoral escasa y va aumentando a partir del tercer día de nacido, siendo su actividad completa a los dos años de edad.

LESIONES TRANSITORIAS

En el período neonatal (o sea, el primer mes de vida de un bebé) pueden presentarse algunas lesiones transitorias de la piel. Hay que saber reconocerlas para tratarlas de forma adecuada.

Erupciones

En el bebé recién nacido pueden surgir erupciones varias como por ejemplo:

  • sudamina : erupción provocada por sudor que queda retenido debajo de la piel. Se debe evitar la humedad, el calor excesivo, y el uso de ropas o mantas demasiado pesadas. Se recomienda baños frescos con jabones suaves.

  • millium : aparición de pequeños gránulos aproximadamente a las 2 semanas después del nacimiento. Ocurre en un 20% de los recién nacidos y pueden afectar a las mejillas, la nariz, mentón y frente, formando pequeñas pápulas rojizas a semejanza del acné. Desaparecen espontáneamente.

DERMATOSIS

Cutis marmorata

Constituye un mateado azul reticular. Es la respuesta fisiológica a un ambiente frío. Se manifiesta en tronco o extremidades.

Se debe al insuficiente control del sistema nervioso autónomo sobre los vasos sanguíneos cutáneos.

Nevo capilar

Aparición de lesiones vasculares que tienen de un color rosa hasta un rojo intenso. La mayoría son transitorios. Las lesiones en los párpados desaparecen al final del primer año, las del entrecejo más lentamente y de las mejillas un poco más adelante.

Eccema seborreico del lactante

Es una dermatosis inflamatoria aguda que aparece que aparece con frecuencia en lactantes menores a los tres meses de edad.

En el cuero cabelludo presenta forma de costras amarillas gruesas como escamas.

Evoluciona favorablemente y desaparece en pocas semanas.

Se recomienda uso de emolientes suaves o aceites vegetales, los que ayudan a desprender las escamas previamente al lavado diario con shampoo de bebés.

Dermatitis del pañal

Es una dermatitis con erosión superficial e irritativa que se origina en el contacto oclusivo de la orina y la materia con la piel de la región perineal.

La piel se presenta húmeda y se inflama en los pliegues.

Las lesiones desaparecen si se cambian los pañales con asiduidad. Se recomienda la aplicación de una base emoliente después de cada cambio de pañales.

Urticaria neonatal

Se caracteriza por áreas de 5 a 15 mm de diámetro con una elevación amarillenta o blancuzca en el centro semejante a una picadura de pulga. Se localizan en tronco y nalgas.

Las lesiones aparecen repentinamente en los dos primeros días de vida y desaparecen espontáneamente hacia el noveno día.

No es necesario ningún tratamiento.

Acné neonatal

Las lesiones típicas del acné se observan en los lactantes varones y durante los primeros tres meses de vida.

En otro grupo de lactantes las lesiones de acné aparecen después del período neonatal y duran hasta cerca de los dos años de edad.

Aparecen en las mejillas y en el mentón.

No es necesario tratamiento ya que la enfermedad es leve y de corta duración.

Sólo si la erupción es intensa, se indica por parte del pediatra un tratamiento local.


CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio