logo-Women-final_Negro.png

LA OPINIÓN DE LA EDITORA


EL VERANO EUROPEO

Desde siempre, el sueño de los habitantes del Río de la Plata ha sido visitar, vacacionar y, si es posible, vivir en Europa.Ya sea por nuestros comprobados antepasados mayoritariamente italianos o españoles, por incidencia cultural o porque siempre fue un modelo a seguir y a imitar, lo cierto es que cada vez que nuestra situación lo permite, ponemos proa hacia ese continente y tratamos de absorber y luego de importar todo lo que alli se nos presenta.

Sin embargo, esto puede haber empezado a entrar últimamente en una fase de transformación.

En efecto, las últimas noticias del viejo continente parecen no ser para nada atractivas o alentadoras ya que Europa, especialmente sus países centrales, parece estar siendo blanco del ataque del terrorismo mundial.

Huir del invierno en el sur y aterrizar en el verano europeo fue, en su momento, la maxima de las aspiraciones.

Hoy en día, son crecientes las voces que prefieren el frío hasta polar de nuestras latitudes y miran con desconfianza y hasta rechazo las famosas escapadas europeas ya que creen que ese continente se ha ido transformando poco a poco en la arena violenta de demasiados pleitos no dirimidos.

La violencia, sin duda, no es monopolio de ningún grupo humano, ni de ninguna sociedad en particular.

Es, lamentablemente, una forma que algunas personas o colectivos visualizan como medio de solución a los conflictos, o como expresión de su enojo histórico, de su desacomodo social, de su disconfirmidad con el statu quo. Y en algunos sectores se instala en forma permanente, porque se instala sociológicamente como forma de vida.

Atacar, además, a sociedades que se creen más civilizadas u organizadas que las propias para expresar algún tipo de rebeldía contra las mismas es moneda común en algunas ideologías.

¿Cómo se sale de esta espiral de violencia que hoy ataca al mundo y que parece que va in crescendo?.

Las salidas son complejas porque el problema lo es. En todos lados parecen ensayarse estrategias de disminución (ya que la desaparición total parece ser una utopía) de la violencia: límites a la portación de armas, ataque frontal a las drogas, legislación más férrea. Pero la solución es la educación, la tolerancia, y la empatía social.

Por todo ello, este verano europeo, nos hace reflexionar sobre los paraísos y los infiernos.

Ni Europa es ya el paraíso (en puridad, en este mundo, casi ningún lugar lo es) utópico de nuestros antepasados, ni el resto del mundo es el infierno tan temido.

Las luces y sombras de las sociedades se mezclan en la actualidad, y solo nuestra inteligencia para permitirnos recrear una atmósfera de convivencia en la diversidad y equilibrio en las profundas desigualdades que en algunos lugares persisten, nos hará apreciar y reconocer los instrumentos para la convivencia pacífica, la única que nos hace dignos y que nos permite avanzar en el camino de la civilización, estemos en el punto cardinal que estemos.


CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio