logo-Women-final_Negro.png

LA OPINIÓN DE LA EDITORA


THE GLASS CEILING

You've come a long way baby

Término acuñado por las feministas americanas, hace alusión a la barrera horizontal que encuentran la mayoría de las mujeres que quieren desafiar el orden establecido e ir escalando en posiciones de poder. El conceptual techo de cristal les impide traspasar ciertos límites que son impuestos por la sociedad en su camino ascendente.

Cada mujer que hoy llega a lugares de toma de decisión (en cualquier ámbito, si bien el político es, sin duda, su expresión más pura y arquetípica) parece ir corriendo este techo más arriba, lo va alejando de su base y su aspiración es que desaparezca del todo.

La campaña de Hillary Clinton ha estado, en parte y como es lógico (debido a su condición de mujer, la primera candidata mujer a la presidencia de los Estados Unidos, y a una proficua trayectoria en favor de la condición de las mujeres en su país y en el mundo) basada en esta ideología del glass ceiling.

Previo a su emotiva irrupción en la Convención Demócrata el día de su proclamación ante un local colmado de partidarios y un escenario poblado de niñas y chicas adolescentes que simbolizaban el futuro de ese país, se mostró un corto animado en el cual la figura de Hillay lograba romper el glass ceiling. Los fragmentos caían alrededor de una Hillary sonriente que parecía haber logrado su objetivo. Y de hecho y en efecto, lo logró. Es la primera, la que abre el camino a las demás, el mascarón de proa.

Y aún más oportuna y efectiva fue su famosa frase “I may become the first woman president but one of you will surely be the next.”

Ahí, la convención entera ovacionó a la oradora comprendiendo exacta e íntimamente lo que sus palabras significaban.

Acá es donde todo confluye y cobra sentido : la larga y dura lucha de las mujeres en el mundo, de las sufragistas, de todas las que hicieron camino y rompieron barreras, todas las que en definitiva fueron empujando hacia arriba el glass ceiling.

El “you've come a long way baby” famoso, emotivo, y muy difundido slogan de los cigarrillos americanos Virginia Slims muchas veces criticado por su sentido comercial, no era para nada desubicado.

Intentaba representar la más íntima expresión de una comunidad – que es la única mayoría demográfica permanente en el mundo – que por fin accede en estos últimos años a los más altos puestos del poder.

Si bien siempre hay nuevas cumbres que alcanzar, la meta parece estar lograda para las mujeres y es irreversible.

El futuro se abre prometedor, desafiante, quizás incierto, pero seguramente más equitativo e igualitario. Hay mucho para hacer, sembremos y aprovechemos cada logro.


CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio