logo-Women-final_Negro.png

EL TRABAJO COTIDIANO DE LOS EXITOSOS.


Por Carmen Álvarez.

La gente exitosa quizás no abunde tanto como querríamos pero es una costumbre halagarlos cuando encontramos uno de ellos y muy frecuentemente se nos escapa la frase “qué suerte que tiene” cuando nos referimos a su fortuna, su carrera o su estilo de vida.

Sin embargo, de acuerdo a diversos estudios muy bien fundamentados se ha llegado a la conclusión de que las personas exitosas, esas que a menudo calificamos de “suertudas”, han seguido a lo largo de sus vidas algunas reglas muy estudiadas que los han hecho estar en el lugar que ostentan.

Para empezar, su vida no se debe a un golpe de la suerte, sino por el contrario a algo que hicieron regularmente, o sea lo que comúnmente se llama hábitos.

Unos 300 hábitos separan, por ejemplo, a los ricos (a quienes solemos ver como exitosos) de la clase media y los pobres, y ellos son tan determinantes que hoy quisimos listarlos.

1) Los millonarios leen constantemente

El 88% de la gente rica dedica 30 minutos o más de cada día a educarse o mejorarse mediante la lectura y, lo que es más importante, la mayoría no lee para entretenerse, sino para obtener o mantener conocimientos. El hecho de que lean para perfeccionarse los separa del resto de la competencia ya que al incrementar sus conocimientos pueden ver más oportunidades, lo cual significa más dinero. Los no exitosos no se dedican a esto y en consecuencia no crecen profesionalmente.

Entre los tipos de libros que leen los millonarios se destacaron tres grupos : biografías de personas exitosas (58%), desarrollo personal (55%) e historia (51%). En viaje a sus oficinas un 63% escucha audiolibros y un 94% se informa sobre la actualidad. Sólo el 11% lee para entretenerse. El 86% cree que mejorar mediante la educación es un programa para la vida entera.

Nueve de cada 10 millonarios leen a diario para aprender, sobre todo biografías, desarrollo personal e historia.

2) Hábitos diarios

Tres de cada cuatro hacen ejercicio cada día. El 76% de los ricos hace ejercicio aeróbico durante 30 minutos o más cada día. Correr, trotar, caminar o andar en bicicleta, por ejemplo, son ejercicios aeróbicos; también usar una cinta, una bicicleta fija o un elíptico en un gimnasio. El ejercicio aeróbico no sólo es bueno para el cuerpo, sino también para el cerebro porque aumenta la producción de la glucosa, que es la gasolina del cerebro. Cuando más gasolina le damos al cerebro, más crece y más inteligentes nos volvemos.

En cuanto a la alimentación, el 70% de las personas con recursos consume menos de 300 calorías diarias de comida chatarra, mientras que el 97% de los pobres consume más de 300 calorías de frituras, galletas, refrescos azucarados, dulces, pastelillos, pizza, hot dogs, etc.

3) Se reúnen con otras personas exitosas

Uno es igual de exitoso que aquellos con los que se reúne frecuentemente. Los ricos siempre están buscando individuos que se orienten a objetivos, sean optimistas y entusiastas y tenga en general una perspectiva mental positiva. De similar importancia parece ser evitar lo opuesto: la crítica negativa y destructiva hará que salgamos de la senda en la que buscamos el éxito.

La creación de contactos es clave entre los hábitos de la gente rica.

Casi el 90% de los millonarios dedican al menos 30 minutos diarios a la construcción de relaciones. Si se considera a aquellos que dedican a los contactos cinco o más horas por mes, la comparación entre ricos y pobres es llamativa: el 79% contra el 16%, respectivamente, lo hace.

En particular los que nacieron en la clase media o baja y se convirtieron en ricos hacen varias cosas todos los días para mantener y desarrollar relaciones poderosas :

·Crear contactos (networking):

Participar en organizaciones comerciales, sin fines de lucro o de sectores profesionales.

·Llamadas de cortesía: Llamar a relaciones importantes sólo para saludarlas.

·Llamadas por eventos de la vida: Llamar a la gente que tiene relevancia para saludarla el día de su cumpleaños o cuando tienen un bebé, se casan, sufren una muerte en la familia, etc. Los eventos de la vida son críticos porque siempre tienen base emocional, y las emociones crean recuerdos poderosos.

4) Duermen al menos siete horas diarias y se levantan temprano

El sueño es algo central para tener éxito. El 89% de las personas que se volvieron millonarias en el transcurso de su vida informaron que duermen al menos siete horas diarias y se levantan temprano, incluso hasta tres horas antes del horario en el que en realidad comenzaría su trabajo, contra el 3% de los pobres. ¿Por qué?. Es una estrategia para sobrellevar las interrupciones cotidianas inevitables, como el tránsito o tener que ir a buscar a la escuela a un hijo. Si antes de empezar la rutina ya resolvieron uno o dos objetivos del día, podrán hacer lugar entre sus ocupaciones a los inconvenientes comunes.

Levantarse a las cinco de la mañana para abordar las tres cosas principales que queremos lograr en el día nos permite recuperar el control de nuestras vidas. Nos da una sensación de confianza en que uno, en realidad, es quien dirige la propia vida.

5) Dedican de 15 a 30 minutos diarios a pensar

Pensar es clave para el éxito de los ricos. Suelen practicar ese hábito en soledad, durante la mañana y por 15 minutos como mínimo cada día. Pasan tiempo en discusiones de ideas consigo mismos, sobre mucha cosas : carrera, finanzas, salud, felicidad.

6) Fijan sus propios objetivos

El 80% de los ricos se concentran en lograr un objetivo, sólo el 12% de los pobres hace lo mismo. Con una particularidad: en lugar de ceder a las presiones de los sueños ajenos —lo que esperan los padres, lo que funciona en la sociedad— definen esos objetivos, que luego impulsan de a uno.

Perseguir los propios sueños y objetivos redunda en la mayor felicidad a largo plazo y la mayor acumulación de riqueza. La pasión hace que el trabajo sea divertido. La pasión nos da la energía, la persistencia y la concentración necesarias para sobreponernos a los fracasos, los errores y el rechazo.

Los ricos definen sus propios objetivos, no aceptan los que les imponen.

El 70% de los millonarios se propone un objetivo de importancia al comenzar el año (sólo 3% de los que no tienen dinero lo hacen): eso equivale a tener un sueño o un propósito.

7) Tienen mentores y practican el voluntariado

Encontrar un mentor acelera la acumulación de riqueza. Los mentores exitosos hacen más simplemente influir sobre nuestras vidas de manera positiva. Participan regular y activamente en nuestro éxito al enseñarnos qué hacer y qué no hacer. Comparten con nosotros valiosas lecciones de vida que aprendieron de sus propios mentores o de los golpes que les dio la vida.

El 93% de los millonarios que tuvieron mentores le atribuyó su éxito a esa persona. Encontrar un maestro así es una de las mejores maneras, y de las menos dolorosas, de volverse rico. Si conocemos nuestros objetivos, debemos buscar a alguien que ya los haya logrado.

También practican el voluntariado: Casi tres cuartas partes de la gente adinerada es voluntaria durante cinco horas al mes y hacen que sus hijos dediquen el doble. Entre los que tiene problemas financieros, sólo uno de cada 10 lo hace.

Además del voluntariado en sí, una ventaja extra es la compañía que se encuentra en los comités de las organizaciones sin fines de lucro: en general, personas exitosas y con recursos. Desarrollar relaciones personales con esta gente suele dar como resultado relaciones de negocios para el futuro. Por eso, también, el 70% de los millonarios hace que sus hijos sean voluntarios 10 horas o más cada mes, algo que sólo sucede con el 3% de los hijos de quienes tienen problemas financieros.

8) Buscan distintas fuentes de ingreso

Aquellos que nacieron en las clases media o baja y se convirtieron en millonarios no se limitaron a una única fuente de ingresos. Desarrollaron corrientes múltiples. Tres parece ser el número mágico. El 65% tenía al menos tres corrientes de ingresos que habían creado antes de llegar al primer millón de dólares.

Valores de la bolsa, renta de propiedades y negocios laterales son algunas de las distintas fuentes de ingresos a las que recurren los ricos, que nunca apuestan todo a una sola.

También los ahorros resultaron un marcador de importancia: los ricos ahorran el 20% de sus ingresos netos.

9) No participan de juegos de azar

Todas las semanas, el 77% de los que tienen dificultades financieras juegan a la lotería. Casi nadie que tenga dinero apuesta. La gente rica no confía su patrimonio a la buena suerte: crea su propia buena suerte.

10) Nunca se dan por vencidos


CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio