logo_wim_2020_curvas_3.jpg

ANNA KARINA CASSINELLI

by Carmen Álvarez


DAS LEBEN ACHTEN

Como el título lo indica, respetar o cuidar la vida, se puede traducir en muchos aspectos y actos de la cotidianeidad.


Karina dejó Uruguay hace más de 22 años para instalarse en Alemania y hoy vive en una ciudad llamada nada menos que Freudenstadt, o sea, ciudad de la alegría.

Un nombre más que adecuado para quien, como ella, practica y enseña desde años el Lach-Yoga para traer un poco más de paz al mundo, y así cuidar la vida.

Su presente es muy original, su vocación muy poderosa y por eso quisimos acercarnos a ella para que nos cuente más detalles de las actividades que realiza para mejorar su vida y la de la gente que se le acerca y la rodea.

Karina, inquieta, siempre buscó algo que no sabía bien que era. Le hubiera gustado estudiar sociología pero ya estaba demasiado interesada por el mundo y sus culturas. Abrió la página de los viajes y saltó el Atlántico para verse a cara con Europa. Tenía 18 años.

Tiene la sangre italiana de sus abuelos con la glorificación de la Familia y el buen vino y también sangre charrúa del pueblo uruguayo que le ha dado un curso intensivo en resiliencia. Se levanta del barro con rodilla rota con 5 goles en contra y apunta al arco, “todo es posible si te levantas”, nos dice. Ahora lleva adentro también la cultura alemana que se expresa en la protección de la seguridad y estabilidad, que sería como proteger la marcha de un tren con destino claro y ver que todas sus piezas estén armonizando para adelante. Tiene estas tres nacionalidades en papeles y en sus marcas en la piel, son tatuajes invisibles que marcan a fuego. “Soy todo eso y muchos micros mundos mas y nada de eso soy realmente, son vestidos del Ego”, afirma.

-Tenés una larga carrera como instructora de yoga y como experta en meditación. Aunque es una disciplina muy extendida, todavía mucha gente no la entiende. Te animás a decirnos cuáles son sus bases, ¿para qué le sirve a una persona entrar en el mundo del yoga ?

Es mejor que no se entienda porque el que entiende no hace yoga ni medita.

Es un por fuera de todo entendimiento racional, es un comprender irracional, un saber sin saber. Todo lo queremos comprender, comprendiendo. El camino del yoga es un camino de comprender, comprendiendo que no tenemos idea de nada, un soltar al Ego, soltar el querer saberlo todo, el querer dominar el mundo de las cosas. Caminamos entonces mas conscientes, claros, intentando conservar la armonía indiferentemente qué tropiezos nos depare el camino. Los alumnos de yoga mas avanzados no son los que hacen el palo de cabeza perfecto o los que se aprendieron los mantras mas difíciles de memoria, sino los que al juntar dos dedos de la mano lo hacen conscientes y presentes.

Al principio la gente busca paz, tranquilidad, armonía o fortaleza fisica y se acerca por eso al yoga. Esta gente siente el aroma a jazmín que sale del yoga sin entender como puede exisitir una fragancia tan fuerte en medio de la noche de la vida. Es trabajo esa fragancia, hay que revolver la tierra del jardin del mundo interior, plantar, abonar, dar agua y sol y cuidar de la plantita. Y un día la fragancia se esparce y domina el mundo exterior, es como un afrodisíaco o una anestésico, duerme, empapa todo con Amor, Claridad y Paz. Esto no significa que el mundo exterior se vuelva romantico, a veces se vuelve peor que un purgatorio, la fragancia de la Armonía despierta criaturas siniestras, dispuestas a arrancar de raíz al bien. El yogi y la yogi se mantienen arreglando su jardín, sin distraerse, sabiendo de los vientos que soplan a su alrededor pero no dejándose alejar de SER esa fragancia. Hay muchos métodos y filosofías de cómo arreglar el jardín interior y cómo dominar el mal tiempo interno para que la fragancia propia salga. Ejercicios de respiración, asanas (ejercicios fisicos), meditación, alimentación y pensamiento positivo son algunos.

El mundo del yoga es un mundo de colores, todas las facetas están ahí, las oscuras y las claras. Mantener el arco iris entre sol y tormentas eso es yoga. Equilibrar los extremos y pintar del mal tiempo el arco iris personal con fragancia a jazmín.

-La experiencia que pusiste en práctica en la Selva Negra alemana es sumamente original. Tu afirmás que la selva sana. Contanos de tus tours por la selva para formar parte de la naturaleza y cómo lo vive la gente que lo hace. La naturaleza es la que sana, el mar, el sol, la montaña, los árboles, las plantas, la tierra, los animales, toda la naturaleza sana. En la Selva Negra en Alemania hay muchos bosques densos de árboles muy altos y fuertes, hay mucha fuerza, la fuerza de la vida. La vida sana, la vida impulsa vida. Me crié en Montevideo, Barrio Buceo/Malvín, con el mar vibrando en el aire, cada inhalar o exhalar con gusto a mar. En Alemania he extrañado toda mi vida el mar, siempre he vivido al sur, montañas y bosques pero no mar. Al principio no sabía leer la naturaleza. En Uruguay sentía en el viento que iba a llover. En Alemania me agarraba la nieve de sorpresa, no me entendía con la naturaleza. La Naturaleza nunca sorprende, está continuamente hablándote. No era solo hablar alemán, yo no hablaba el idioma de los bosques, ni de la nieve, eran siluetas extrañas, yo quería el mar y lloraba no tenerlo. Al final llegó un día la aceptación y caminé por esos bosques contándoles de mi tierra, del campo en Uruguay, de la arena de Valizas y del Cabo Polonio al mar abierto. Los árboles me entendieron, me abrazaron mi pena y me dieron fuerza para descubrir nuevos caminos por nuevos paisajes. Sentí la fuerza de la naturaleza, el Amor incondicional de las plantas mimándome al pasar, tocándome con su verde intenso y dándome vida. Empecé a amar a esos bosques. Ya no me sorprendía la nieve, la sentía en el aire días antes de que cayera. Era una mas de ese otro mundo diferente pero mío ahora también. El mundo de la aceptación de lo que es y de hacer de cada situación lo mejor. Estudié turismo en Alemania y para mi examen final, que era una presentación de un proyecto práctico, hice un trabajo sobre la conexión yoga de la risa y la Ciudad de la Alegría que es donde vivo, así se llama. Propuse crear un camino de Yoga de la risa por los bosques de la ciudad de la alegría. Para mí era lógico alegría y risas son hermanas. Me tocaron en Stuttgart examinadores muy serios y se rieron seriamente de mi propuesta. Al pasar los años fui al director de turismo de la ciudad de la Alegría, un viejo as del turismo y armamos juntos el primer camino de yoga de la risa de Alemania. En Freudenstadt, existe por eso hoy el camino de Yoga de la Risa. Dos ardillitas de mascotas oficiales del camino presentan en carteles la ruta, es un camino para sentir la paz de la naturaleza y reirse se todo, de uno mismo, de las dramas que nos armamos, de las paradoxias de la vida, el silencio entre los ejercios de yoga de la risa, es para profundizar en nuestro interior y sentirnos. Al final del camino quedamos mas limpios, vacios de tanto peso y quedamos mas alegreses y positivos. El camino se puede hacer en grupos guiados o se puede caminar solo. Otro director de turismo de la Selva Negra, el Señor Axel Singer de Bad Peterstal Griesbach, leyó un articulo que salió en el periódico sobre este proyecto del camino de la risa en Freudenstadt y se comunicó conmigo. Contruimos juntos el Wu Wei Wasser Weg . Wu Wei significa en chino “ no acción”, fundado en la filosofia taoista que enseña que para avanzar por el camino de la vida, hay que fluir y no forzar, por eso el no actuar. El “camino del agua” Wue Wei en Bad Peterstal Griesbach es el camino del “ ir sin esfuerzo”, caminar sincronizado con el flujo de la vida. Asi nacieron mis caminatas meditativas guiadas por la Selva Negra que han sido filmadas ya dos veces por la televisión alemana. Caminamos en silencio por un tramo en círculo de unos aproximadamente dos kilómetros. Es un camino circular, significa volvemos a de donde salimos. El grupo se reune sobre un puente sobre el riachuelo Rench y ahi volvemos despues de dar toda la vuelta. Venimos de la Fuente y volvemos a la Fuente, venimos del agua de la vida y volvemos al agua de la vida. Caminamos en silencio y despacio aun cuando a veces somos grupos grandes o vamos con conocidos, familia o amigos. Es como raro caminar y no hablar, estamos acostumbrados a hablar todo el tiempo, a comentar todo, a interpretar, analizar y demas. Llevamos una actitud de humildad frente a esa naturaleza imponente, sabemos aunque no todo se vea, en estos bosques viven muchos animales, el bosque esta vivo y en silencio y caminando suave, se empieza a sentir esa VIDA. La vida cura.

-Tu afirmas que la risa opera en forma beneficiosa porque genera hormonas positivas. ¿Podés abundar en este concepto? (Lach-Yoga-Weg).

Normalmente nos permitimos reirnos y de esta manera sentir felicidad cuando "todo está bien". Como sabemos, muchas veces no esta todo bien, vamos por diferentes procesos y a veces pasamos etapas fuertes. Y entonces no nos permititmos de ninguna manera reirnos y menos ser felices. En realidad en esos momentos es cuando mas necesitamos reirnos y cuando mas necesitamos ser felices. Justamente cuando mas "mal" estamos, mas necesitamos la Alegría. Yoga de la Risa ( Risoterapia) se basa en en eso, nos reimos no porque somos felices sino que somos felices porque nos reimos. Si vas por primera vez a un grupo de Risoterapia te parecen que salieron todos del manicomio, no hay nadie cuerdo. Te impresiona esa "locura" pero también impone. Esa gente tiene algo especial, se rien aunque tienen reuma, dolores, estan pasando por dramas personales, guerras laborales, quiebre de familias o duelos. ¿Cómo hacen? ¿Quiénes son? Justamente en ese momento de reirte sin motivo, no son nadie, no son los enfermos, los desempleados, los estresados, son nadie, se disuelven en la risa. Al reirte no podés pensar y te des-identificas de tu roles y dramas. Y SOS FELIZ. Tus temas, problemas, dramas siguen estando ahí, pero tu estás siendo feliz sin razón ninguna y al ser feliz, cambia la visión de ver las cosas. Despues de una clase de Risoterapia te vas saltando, elevado, te surgen nuevas ideas de cómo encontrar caminos y enfrentar desafios.

Entonces creé el camino de la Risa en Freudenstadt para poder recordarnos a nosotros mismos que se puede caminar riendo por la selva de la vida, para recordarnos que reir es una elección y no un reflejo condicionado. He creado con mi hija Sofia Umpierrez Cassinelli un compedio de tarjetas explicativas con ejercicios de Risoterapia y analisis psicológicos basados en la psicología positiva. Se publicarán este año en Alemania bajo el nombre Lachyoga Helpies en la Editorial Helina Verlag.

- Hace ya un tiempo que emprendiste un camino en resiliencia. En este momento que el mundo entero vive la pandemia y la gente atraviesa situaciones a veces extremas que parecen sin salida como la soledad o el desempleo, ¿cómo podemos usar la resiliencia a nuestro favor ?

Resiliencia viene del latin resilire, que significa volver. Contado en una historia, resiliente es alguien que como yo, se va al exterior y enfrenta miles de batallas en la vida y luego VUELVE, REGRESA a de donde salio y regresa aun mas fuerte de lo que salio. VOLVER a lo que eramos pero aun mas evolucionados de lo que eramos originalmente. "Volver con la frente marchita" pero el alma en paz, con pensamientos frescos y Amor en el corazón?

Esa sería mi versión romántica de mi vuelta al Uruguay  😊 ( es broma, me estoy riendo) 

Resiliencia segun la física, es volver a la forma original después que el material ha pasado por deformaciones, resistir la deformacion, volver a la forma original y hasta veces convertido en una versión mejor. 

La resiliencia con enfoque en la  Psicología se refiere a la capacidad que tenemos los seres humanos de enfrentar situaciones adversas en este mar de la vida, resistir tempestades emocionales, laborales, familiares y demas,  y a pesar de, volver al puerto original sin danios vitales, volver fuertes, claros y mejores que cuando se salió. 

Pero hay gente que se ahoga. Y a veces, no siempre pero a veces no es en un mar enfurecido sino es un ahogarse en un vaso de agua. Y la Psicología se pregunta en qué va esto, por qué algunos se ahogan en la tragedia de la vida y otros salen renovados, frescos y fortalecidos. ¿Es genético o se puede entrenar? ¿Se nace resiliente, o uno se vuelve  resiliente? ¿Hay sociedades mas resilientes que otras? ¿Va en el clima, comida, costumbres? 

Temas interesantisimos que me fascinan, ya ven soy entrenadora de Resiliencia. Asi que ya lo saben, la Resiliencia si se puede entrenar. 😊  

Hay pilares sobre los que se apoya la resiliencia : la aceptación de lo que no podemos cambiar, el mantener el optimismo aunque aún no se vea puerto, el estar siempre orientado a la solución y no centrado en la dificultad, el dejar el rol de víctima, el cultivar un buen círculo de amigos como también los buenos lazos familiares y tener un plan de vida. Y el estar en contacto con la naturaleza. Y acá nace el Camino de Meditacion por la Selva Negra Wu Wei Wasserweg que es un camino indirectamente para entrenar la propia resiliencia. Por el camino vamos en grupo pero no hablamos entre nosotros, vamos en silencio, observando, admirando, sintiendo cada paso pisar el musgo, las rocas y el agua. Que no hablemos con los demás no significa que no seamos atentos y empáticos en nuestro andar. A veces hay personas con dificultad de andar y se les espera, se les estira la mano, se mira para atras a ver si vamos todos. El hombre es un ser social y dsipuesto a cooperar. La Neurociencia lo ha confirmado, no somos de naturaleza egoísta y decididos a pisar cabezas con tal de sobrevivir, somos seres  sociales que deseamos cooperar. La cooperacion nos hace felices. La Felicidad nace en el nosotros. Cuando tenemos buenas relaciones sociales somos mas felices. 

Caminando en grupo por el Wu Wei Wasser Weg “hacemos camino al andar”, Aprendemos a estar en silencio con nosotros mismos y con los demas y estar atentos a los impulsos nuestros de adentro y a los de afuera, ya sea de la naturaleza misma o de los companieron del camino. Los grupos se constituyen siempre de manera diferente, no siempre conocemos a los otros pero al iniciar la caminata simpatizamos con todos, sabemos que compartiremos tiempo juntos y que esas caras nuevas o conocidas son parte del camino de la vida. Solemos hacer unos ejercicios de risoterapia antes de comenzar a andar por el camino, no sabemos ni el nombre de los demas pero ya reimos juntos, esto es construir la paz, sonreir en hermandad a quien se aparezca en el camino de la vida. 










CEO: 

Grace Grisolia

EDITORA:

Carmen Àlvarez

CONTACTO:

info@womeninmove.com

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Diseño: Bernarda Ghio