DE PUNTA A PUNTA

SÍGUEME:

DE PUNTA A PUNTA

¿SABÉS USAR LAS REDES SOCIALES?

22/12/2016

 

 

 

Las redes sociales son la novedad y el éxito de nuestro tiempo. Nadie lo pone en duda si se toma en cuenta la cantidad de adeptos que tienen y que aumenta día a día en todo el mundo.

¿Sabemos usarlas? ¿Podemos mejorar nuestra inserción y desempeño en ellas?

Ponerse a reflexionar sobre su uso puede ser algo muy positivo.

Pongamos el caso de Facebook y Twitter. La razón por la que existe más de una red social es evidentemente porque tienen usos distintos.

El Facebook es una red entre amigos. Más allá que la palabra amigos en este caso sea un convencionalismo, que se aplica mas bien como si fueran “conocidos”, lo cierto es que tiene sentido postear cosas que van dirigidos solo a aquellos a quienes yo considero como parte de mi agenda social.

El Twitter, en cambio, se ha convertido mas en un espacio donde se publican cosas impulsivas y absolutamente momentáneas, efímeras, algo que en pocos segundos desaparecerá de la pantalla y dificilmente se pueda volver a recuperar. Prácticamente no hay una interacción duradera que no sea más que respuestas espasmódicas, impulsos emocionales del emisor al receptor. ¿Quién lo lee? No lo sabemos, el universo puede ser muy amplio pero lo que si es dudoso es su capacidad de permanecer en la mente de nadie mas que unos pocos segundos. Yo por mi parte solamente sigo lo que me provee de información que considero relevante : diarios en idioma extranjero, revistas, blogs, instituciones, celebrities. Y nunca posteo absolutamente nada porque me parece un ejercicio bastante inútil.

Sea cual sea la red que elijamos y el uso que le queramos dar, lo que es bueno es tener bien claro que hay ciertas reglas generales que se deben cumplir para funcionar adecuadamente en la comunidad.

Para que las redes sociales tengan éxito, se debe hacer uso de ellas con generosidad y hay que tener siempre presente que todos juegan en la cancha y que se esperan ciertas reciprocidades. Lo que quiero decir con esto es que si uno sube información con la esperanza de obtener comentarios o los famosos “Like”, uno debe hacer lo mismo con los demás. El egoísmo se detecta fácilmente y es penalizado por las personas que son capaces hasta de quitar la amistad.

Nunca se le ocurra decir a alguien : “Yo no entro al muro de los demás”. Eso sonará a soberbia pura y su actitud será descalificada y penalizada al instante, aunque usted haya querido demostrar con esa frase que no es “curioso” (o chusma en el sentido vulgar y cotidiano).

Cualquiera sea el fin para el que queramos a las redes sociales, lo que hay que tener presente también es que se debe encarar su uso con decisión. No vale el doble discurso ni funciona la timidez o las aprensiones.

Si uno sobrepasa la fase de las dudas en cuanto a dejar al descubierto ciertos aspectos de su vida, personal, profesional o pública, entonces hay que tirarse al agua con todo. No valen las medias tintas ni los remilgos. Si usted es de los que no quieren verse expuestos, de los que se deprimen si lo critican, de los que no soportan la cantidad de argumentos y contraargumentos que pueden surgir de cualquier posteo aparentemente inocente que se haga, entonces lo mejor es no estar.

Lo peor es la tibieza. O sea hace con todo, o no se hace. Más vale ser una estrella rutilante, que genere información, que suba fotos atractivas, que maneje hábilmente los datos, en suma, que realmente comunique algo significativo. Y no se estrese porque nadie va a ir a comprobar si lo que usted dice es estrictamente verdad. Un poquito de mentira o exageración en aras del show off está aceptada. Lo importante es que sea con asiduidad. No tenga miedo a la exposición permanente, ni a la aparente saturación. Sus lectores se convertirán de a poco en adictos a sus posts, en ebrios que solicitan y exigen más. Lo contrario, llevará a la apatía, a que no se espere más nada de usted y conducirá a la más temida de todas las consecuencias : la indiferencia y el olvido. Si usted no puede seguir ese tren más vale desaparecer y volver a su gris rutina cotidiana alejado para siempre del “mundo del futuro”.

Y sí amigo lector, asi son las cosas, o se entienden las reglas del juego, o se muere en el intento.

Por eso, abra una cuenta, suba una foto de perfil y una de portada que de cuenta de su maravillosa vida, y entreguese con frenesí al fascinante mundo de las redes sociales. Las probabilidades de que lo secuestren y pidan un rescate como consecuencia de su presencia pública en ellas son casi inexistentes, así que no se haga más películas, ingrese y deje fluir. El resto de la comunidad se lo agradecerá y usted engrosará el número de las estadísticas que demuestran que “el que no está, no existe”.

Please reload

¿QUIÉNES SOMOS?

Carmen Alvarez:
Socióloga y Comunicadora
Publisher Magazine Virtual

____

 

Grace Grisolia:
RRPP & Marketing.
CEO & Founder Women in Move

 

contacto:
ggrisolia@womeninmove.com

info@womeninmove.com

SECCIONES

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

AGENDA