DE PUNTA A PUNTA

SÍGUEME:

DE PUNTA A PUNTA

LEONARDO DA VINCI O EL HOMBRE ETERNO

08/01/2017

 

 

 

 

 

 

Inventor genial,  anticipado a su tiempo y una de las figuras más fascinantes del Renacimiento

 

Soy fan de Leonardo. No lo puedo ni negar ni ocultar. Su vida y su obra me parecen fascinantes. Su perfil de persona curiosa, investigadora, vanguardista, es para mí un modelo a seguir.

Él marca la verdadera diferencia entre lo que se suele denominar un especialista o un generalista.

La especialización ha venido de la mano de las sociedades modernas en las que se necesitan expertos en muchas materias. Esto en principio no es malo y tiene sus ventajas, ya que muchos de los avances conseguidos han llegado de la mano de personas dedicadas en cuerpo y alma a desarrollar una disciplina.

En cambio, en la antigüedad se acuñó el término “Hombre Renacentista” para referirse a aquel que dominaba varias disciplinas y que le hacían ser el modelo a seguir, el más completo. Su máximo exponente fue justamente Leonardo Da Vinci, ser humano realmente excepcional en varios campos.

Era pintor, escultor, músico, arquitecto, ingeniero, constructor de máquinas de guerra, geógrafo, cartógrafo, urbanista, anatomista y biólogo, entre muchos otros oficios y profesiones. Además fue el precursor de la ciencia moderna, al utilizar, como principales herramientas para el estudio de la naturaleza, la observación sistemática y la experimentación. En este sentido, diseñó innumerables prototipos de aparatos mecánicos y produjo multitud de anotaciones, croquis y comentarios a propósito de los más variados temas, aunque nunca llegó a plasmarlos en un tratado sistemático.

 

En él se funden, como en ninguna otra personalidad histórica, la actividad artística y la actividad científica, y por ello su personalidad supera ampliamente sus facetas artísticas. Se lo puede considerar como el máximo ejemplo del universalismo renacentista, por cuanto sus intereses abarcaban casi todos los campos del saber.

También es uno de los creadores que ha dado lugar a un mayor número de mitos sobre su persona. Considerado el paradigma del homo universalis renacentista, incursionó en campos tan variados como la aerodinámica, la hidráulica, la anatomía, la botánica, la pintura y la arquitectura, entre otros. Su legado ha sido tan impresionante como la magnitud de su mito. Sus contemporáneos, en su obra de pintor, vieron en él un maestro y un sabio, que consiguió elaborar y plasmar el ideal de belleza que domina la actividad artística del Alto Renacimiento. Basta pensar en La Gioconda o La última cena para que nuestra sensibilidad artística se conmueva profundamente. Su temática es filosófica (la belleza, la traición), su sentido artístico eterno y la percepción de Leonardo, monumental.

 

Lo que nos provoca escribir esta nota, en un nuevo principio de año, es la convicción de que toda gran obra humana necesita de ambas categorías que no necesariamente son excluyentes, sino que se puede estar en una categoría intermedia. Puede que seas especialista en algo, pero que tus inquietudes te lleven a explorar otros campos y también puede que seas generalista, pero haya algo que te guste y que te lleve a especializarte.

Lo importante en este mundo es la articulación entre ambas, y la comunicación de los hallazgos que hoy en día, a diferencia de la época de Leonardo, los últimos medios de comunicación nos permiten.

Leonardo da Vinci buscaba la excelencia en todo lo que intentaba, lo que lo hacía excepcional en todo.

Hagamos algo parecido y tratemos de que aquello que emprendemos en este año, lleve el sello de la originalidad, de la creatividad, de la vanguardia, de la excelencia. Para nuestro bien y para el bien de todos los ciudadanos de este mundo.



Cronología

1452- Nace en Vinci (Italia).
1466-Ingresa como aprendiz en el taller de Andrea del Verrocchio.
1472- Se inscribe en el Libro Rosso del debitori e creditori de la Cofradia de Pintores florentinos.
1478- Pinta el gran retablo inacabado de la Adoración de los reyes (Galería de los Uffizi).
1481- Solicita a Ludovico el Moro entrar a su servicio como ingeniero, inventor, arquitecto y artista.
1482- Abandona la corte de los Médicis y se presenta ante Ludovico Sforza en Milán donde permanecerá diecisiete años.
1483- Emprende la pintura de La Virgen de las Rocas, que no entregará hasta 1490.
1494- Se publica la Divina proportione, obra de Luca Pacioli, ilustrada por Leonardo.
1495- Inicia en la residencia de los Sforza la decoración de los Camerini.
1498- Acaba la pintura mural de La última cena, en el refrectorio de Santa Maria delle Grazie, en Milán. Inicia con Luca Paccioli estudios de matemáticas y geometría. Realiza el retrato de Lucrezia Crivelli.
1499- Se traslada a Venecia.
1503- Realiza los proyectos para la canalización del Arno. Empieza a pintar el retrato de Lisa Gherardini, La Gioconda.
1506- Regresa a Milán llamado por Charles d'Amboise, como arquitecto y pintor de la corte.
1507- Trabaja en experimentos sobre el vuelo.
1513- Se instala en Roma al servicio de Giuliano de Médicis. Empieza su tratado sobre el arte de pintar.
1516- Se traslada a Francia invitado como primer pintor de la corte por el rey Francisco I, el cual le asigna como residencia privada el castillo de Cloux.
1519- Muere en Cloux.

 

 

 

 


 

Please reload

¿QUIÉNES SOMOS?

Carmen Alvarez:
Socióloga y Comunicadora
Publisher Magazine Virtual

____

 

Grace Grisolia:
RRPP & Marketing.
CEO & Founder Women in Move

 

contacto:
ggrisolia@womeninmove.com

info@womeninmove.com

SECCIONES

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

AGENDA